Quantcast

Cómo proteger y reforzar eficazmente las superficies de cemento, monocapa, hormigón y derivados

como proteger y reforzar supericies

El cemento es el material que más se utiliza en el sector de la construcción a nivel mundial. Permite construir cualquier tipo de edificio y de cualquier forma, y además posee una resistencia similar al ladrillo.

Su ámbito de aplicación abarca todo tipo de superficies exteriores o interiores.

Se estima que su consumo actual está por encima de los 4.000 millones de toneladas anuales, y esta enorme utilidad para la obra se debe a cualidades como:

  • Su alta durabilidad.
  • Su alta resistencia a la compresión (es el material constructivo que mayor carga de aplastamiento soporta sin fracturarse).
  • Es un óptimo aislante acústico, resistente al fuego y económico con respecto al acero.
  • Es fácilmente aditable para mejorar sus prestaciones.
  • Permite realizar una amplia variedad de decoraciones, tanto en pavimentos como revestimientos, ya sea en forma de baldosas o en forma continua.

Sin embargo, el cemento y el hormigón son materiales de alta porosidad que presentan una serie de limitaciones debido a su composición:

  • Elevada absorción de agua y sustancias manchantes.
  • Sufre la humedad.
  • Agua y humedad provocan defectos estéticos evidentes (ennegrecidos, moho, verdín, líquenes, óxido, etc.) y fisuras.
  • Tiende a degradarse despolvoreando.

¿Qué problemas podemos encontrar en superficies exteriores de cemento y hormigón?

El paso del tiempo y los agentes atmosféricos (lluvia, granizo, hielo, humedad, rayos UV, etc…) causan daños y degradación en las superficies de cemento, hormigón y monocapa, provocando la aparición de problemas como:

  • Manchas de humedad, ennegrecidos, chorretones, incrustaciones de óxido, verdín, moho o líquenes.
  • Problemas de verdín y chorretones en fachadas de cemento visto y mortero monocapa.
  • Problemas manchas y ennegrecidos en balaustrada hormigón y pared piedra artificial
  • Formación de eflorescencias como carbonatos, sulfatos y salitre.
  • Despolvoreo en superficies verticales de cemento y derivados (problema que también puede aparecer en superficies de monocapa, ladrillo o piedra artificial).
  • La aparición de grietas y roturas por el desgaste.
  • Problemas de grietas en baldosa de hormigón en coronación de piscina y despolvoreo en fachada interior hormigón visto.

Para prevenir estos problemas, los expertos recomiendan realizar un tratamiento de protección específico para estas superficies, que sea eficaz y duradero. Entre sus soluciones, destacan un protector hidrorepelente consolidante específico para pavimentos, revestimientos y elementos decorativos de cemento, hormigón, monocapa, mortero a la cal, piedra artificial, ladrillo caravista y en general materiales con elevada absorción.

Actúa por penetración al interior del material, protegiéndolo contra la degradación y los daños de agentes atmosféricos (ennegrecidos, manchas de humedad, chorretones, musgos, líquenes, etc.) consolidando la superficie y evitando el rápido deterioro y despolvoreo del material.

Los expertos recomiendan que la fórmula del producto que apliquemos para este tratamiento abarque una triple acción:

  • Acción hidrófuga: El producto penetra en el material confiriéndole propiedades hidrófugas, repele el agua y la humedad evitando antiestéticas manchas de humedad, verdín, ennegrecidos, líquenes, así como la formación de eflorescencias como carbonatos, sulfatos y salitre.
  • Acción consolidante: de esta manera aportará resistencia, durabilidad y compactación al material.
  • Acción transpirable: es recomendable que no cree una película superficial ni altere el acabado del material, manteniendo la transpirabilidad de la superficie.

Como hemos indicado al principio, este tipo de fórmulas para tratar el cemento tienen un campo de aplicaciones muy extenso, abarcando tanto ambientes interiores como exteriores:

  • Fachadas exteriores y paredes interiores en cemento visto.
  • Fachadas exteriores en mortero monocapa.
  • Fachadas con sistema SATE.
  • Paredes y fachadas en piedra artificial.
  • Coronaciones de piscinas en prefabricados de hormigón.
  • Balaustradas, columnas y otras decoraciones en cemento y hormigón.
  • Fachadas y paredes en ladrillo caravista.

¿Conocías este tipo de productos para tratar el cemento?

Oferta del Mes

Cloro acción rápida 5 kg

post mayo caleta

Compartir:

Últimas noticias

Nosotros te llamamos